5 municipios con encanto en las Rutas del Vino de España

El Vilosell, un crisol arquitectónico en la Ruta del Vino de Lledia

Este pequeño pueblo es uno de los muchos tesoros que esconde la Ruta del Vino de Lleida. Su principal atractivo es la posibilidad de divisar, gracias a unas empedradas calles que han resistido el transcurrir de mil batallas, restos arquitectónicos de tiempos pasados, más concretamente de la cultura romana, barroca y gótica. Además, su reducido número de habitantes y su prominente tranquilidad hacen de esta población el lugar ideal para pasar unos días en paz y armonía con uno mismo.

 

Campo de Criptana, tierra de gigantes en plena Castilla-La Mancha

Silenciosos, pacientes e imponentes, los molinos de viento que custodian este municipio manchego son, además de un privilegio visual y estético sin parangón, una parte esencial del ADN cultural español. Y es que las aventuras de Don Quijote de la Mancha, cuyo legado e inspiración están más que presentes en esta localidad, han conseguido cruzar infinidad de fronteras.

Pero Campo de Criptana no solo atesora el espíritu de Miguel de Cervantes entre sus empedradas calles, también es un paisaje de extraordinaria belleza, tanto natural como rural. Su puesta de sol en la Sierra de los Molinos, en la que luz y oscuridad se fusionan ante la atenta mirada de estos gigantes de piedra, es una de las más bellas de la Ruta del Vino de La Mancha. Un fenómeno que cautivará a parejas y a solteros por igual.

 

Villena, la ciudad perdida de la Ruta del Vino de Alicante

El patrimonio arquitectónico de Villena hace de esta urbe otro destino perfecto para ir en pareja. Pasear por sus medievales calles supone un viaje al pasado. Un viaje en el tiempo a una época de murallas y castillos, de guerras e invasiones, de pasiones y sabores. Un viaje en el que disfrutarás del buen vino y del buen comer en cualquiera de sus restaurantes o de sus rutas de bodega, visitarás museos y monumentos que han vencido al inexorable pase del tiempo, y experimentarás una romántica noche levantina en la que el reloj parecerá detenerse. Un viaje en el que te enamorarás de la Ruta del Vino de Alicante, y del que nunca querrás volver.

Puerto Real, el pequeño paraíso de la Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez en estado puro

Aunque algo más conocido y masificado que el resto de opciones anterior, lo cierto es que Puerto Real es una parada obligatoria para todo aquel que se encuentre en la Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez. Este pueblo costero de la provincia de Cádiz rebosa alegría y diversión por los cuatro costados. Entre sus principales reclamos están las playas naturales, los deportes acuáticos y una ajetreada vida nocturna. La excusa perfecta para iniciarse en el fascinante mundo de la enología.

Estos son algunos de los muchos municipios y pueblos con encanto que encontrarás en las Rutas del Vino de España, pero realmente existen muchos más lugares que merecen la pena ser explorados. Nuestro consejo es que eches un ojo a este listado de rutas enoturísticas y busques aquella que más se ajuste a tu ubicación o tus preferencias. ¡Seguro que también oculta sitios increíbles que puedes descubrir!

Compartir en: